Hospital de Órbigo acogió este sábado la tradicional cena de fin de Campaña de Navidad en la que AEDO ha otorgado el título de ‘Empresario del Año 2019’ a José Luis Benavides, responsable de Talleres Benavides.

La empresa tiene una larga historia a sus espaldas pues se creó en el año 1960 en la casa de los abuelos de José Luis. Uno de sus tíos empezó a realizar  pequeñas reparaciones con un viejo torno para posteriormente pasar a la modificación de los ejes de los remolques. Traían de una fundición de Benavente los ejes en macizo, los mecanizaban y montaban las ruedas, quitando las mecánicas y poniendo las de goma. A partir de ahí empezaron a fabricar pequeños remolques en su taller en Veguellina de Órbigo. Allí trabajaron durante 59 años, hasta que en el año 2019 se trasladaron a Santa María del Páramo.

La razón principal de cambiar a Santa María ha sido el espacio, y es que para poder fabricar los vehículos que hacen hoy en día, con longitudes de hasta 30 metros, necesitaban un lugar más grande. También se han trasladado allí porque Santa María del Páramo es un núcleo agrícola neurálgico. La inversión ha ascendido a un millón de euros.

A pesar del traslado, el galardonado puntualizó que la sede social de la empresa se mantiene en el Órbigo, y que en todas las placas de las máquinas que fabrican sigue figurando Veguellina de Órbigo.

El presidente de AEDO, Javier González, quiso agradecer la asistencia a todos los presentes, a los alcaldes y concejales de los ayuntamientos de Santa María, Villarejo, Hospital de Órbigo y Bustillo del Páramo ya que siempre les han tendido la mano. Asimismo, felicitó al galardonado. También explicó que AEDO tiene previstos diferentes proyectos en todos estos municipios. Uno de ellos es decidir “qué hacer con los 80.000 metros cuadrados de la Azucarera”, ya que quieren conseguir que un lugar tan grande sirva para algo en la zona. Además se comprometió al crecimiento de la asociación, aglutinando a más empresarios, y a seguir trabajando por los que ya están en la misma.